Barrancas de Burujón -Toledo-

Comparte este artículo:

Hace unos domingos decidimos ir a pasar la tarde y merendar en un sitio que  a pesar de que está muy cerca de donde vivimos (37 Km) no habíamos ido nunca.

Os hablo del “ Cañon del colorado” de Toledo,  las Barrancas de Burujón, están situadas en  un pequeño pueblo de Toledo, Burujón, a 30 Km de Toledo.

Desde el 2010 son Monumento Natural.

Las Barrancas de Burujón son unos cortados formados por la erosión del Tajo y el viento que han creado unas cárcavas arcillosas. En éste precioso paraje se encuentra el embalse de Castrejón, visible perfectamente desde el pico más alto de las Barrancas, el Pico del Cambrón.

Es una excursión que se puede hacer perfectamente con niños, aunque si tiene vértigo con es nuestro caso (a nuestra pequeña, las alturas no la hacen gracia).

Nada más llegar te encuentras un chiringuito en el que puedes dejar los coches y subir dando un paseo, si no te apetece andar mucho puedes aparcar un poco más arriba o incluso hacer toda la ruta desde el coche.

La verdad es que está muy mal señalizado, hay muy pocas señales.

Cuando llegas al Mirador de los enebros hay una zona grande para dejar el coche, es una zona muy grande donde hay merenderos y los niños pueden jugar y correr sin problemas.

file6

Nos asomamos al primer mirador que encontramos y la vista nos sorprende muchísimo, no te esperas ver ese precioso paisaje, son un  conjunto de cortados que el viento y el agua ha ido haciendo sobre terrenos arcillosos, creando un paisaje precioso, nada que envidiar a cualquier otro de fuera de España.

Es importante ir con calzado cómodo ya que vas al campo, también te recomiendo llevar gafas de sol, protección solar y prismáticos para ver con detenimiento las aves que puedes encontrar.

Avanzamos un poco más y vamos descubriendo la belleza del paisaje, podemos encontrar muchas aves nosotros tuvimos la suerte de vez un grupo de cigüeñas.file5

Cuando terminas de ver las Barrancas te recomiendo que visites la presa, veras las Barrancas desde otro punto de vista y es precioso, además hay bancos y es como si estuvieras en el mar.

Mirar muy bien el tiempo que va a hacer antes de ir ya que nosotros elegimos muy mal el día y nos hizo muchísimo aire, y como es terreno arcilloso no podíamos ni hablar sin que la boca se nos llenara de arena jajajaja, pudimos disfrutar muy poco de esa belleza que la naturaleza nos ha dado.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.