Soy madre joven ¿Y qué? Varias madres, nos hemos unido para contar nuestra experiencia como madres jóvenes, madres reales, madres que nos hemos visto criticadas por nuestra edad.

Soy madre joven ¿Y qué?

Soy madre joven ¿Y qué?

Soy madre joven ¿Y qué?

Ser madre joven, no significa que arruine mi vida, significa que tendré más tiempo para disfrutar de ti.

Cuando eres joven, o muy joven y te quedas embaraza, siempre hay un gran revuelo a tu alrededor.

Ya sean familiares, amigos , vecinos o incluso gente que solo te ve de pasar por la calle, todos, se ven la necesidad y el derecho de poder hablar sobre ti….

Que si pobrecilla, tan joven y con un bebé, se ha arruinado su vida, pobrecilla, ya no podrá salir mas con sus amigas, no podrá estudiar nunca más, nunca lazara un futuro ….. y miles de tonterías mas.

Muchos profesionales te tratan de forma diferente, solamente, por ser joven, si te duele mucho, eres una quejica porque eres una cría, que tu cuerpo no esta preparado para pasar un parto…. y así muchos comentarios…

Estoy cansada de este tipo de frases y otras miles más, que escuchas desde el momento en el que te quedas embarazada, hasta cuando tu hijo es mayor.

Mi hijo,está en una edad en la que es de mi misma altura, y odia al igual que yo que diga que parecemos hermanos.

Si yo también lo odio que digan que parezco hermana de mi madre y de mi tía, y me lo dicen con mucha frecuencia, y lo odio…..

Yo fui madre con 19 años, vivo en un pueblo pequeño, y se de lo que hablo cuando os digo que todo el mundo se cree que tiene el derecho de opinar sobre tu vida.

Antes de empezar con el blog, empecé en foros, foros donde encontré madres jovenes, muy jovenes , como yo,.

Como es el caso de mi amiga Myriam, poco después fuimos dejándonos llevar por la moda de las redes sociales  y nos fuimos a tuenti.

Allí fue donde encontré a mis ahora amigas, Jeny del blog madre 100%, Aida del del blog, mamy numerosa .

Y tantas otras que no quiero dejarme a ninguna,

También  conocí a Debo, Tamara, Noelia, Cristina, Fanny, Patri…. cada una con una historia diferente, pero todas teníamos algo en común.

Fuimos madres jóvenes, algunas quizás demasiado jóvenes.

Así que pensé en hacer un post donde todas ella, nos contarán su experiencia, las hay buenas, malas y regulares, como lo es la maternidad.

Con este post, también podrás ver que la mayoría son madres, que han cumplido sus sueño, has estudiado lo que las gusta, algunas siguen estudiando y otras van a empezar en pocos meses.

Si estas embarazada, eres joven no hagas caso a lo que la gente te diga, solo tu puedes cambiar tu futuro.

Como ves, hay muchas madres, que hemos pasado lo mismo que tu.

Aquí os cuento como fue mi experiencia con la lactancia.

He reunido a varias madres,que nos quieran contar su historia.

Si tu también quieres contárnosla puedes escribirme un mail a hola@mamienamorada.com, o ponerte en contacto conmigo por cualquier red social.

Y tú ¿Has sido madre joven?.

Myriam Alegria, madre a los 19 años.

Sí, yo fui madre joven, no había cumplido aún los 20 años cuando di a luz a mi hijo mayor.

En aquella época igual que pasa cuando eres adulta la gente tiende a tratar de desmoralizarte.

Cuando eres madre joven el ¡te has arruinado la vida! es el ¡duerme ahora que luego no vas a dormir! de turno, lo ciertoMyriam disfrutando con s adolescente hijo Marcos. es que tengo mogollón de recuerdos negativos de mi embarazo, es el único de tres embarazos del que los recuerdos del durante fue bastante desagradable, pero no por el embarazo en sí, que tanto embarazo como el parto fue estupendo, si no por lo que la sociedad toxica se empeñaba en producirme, personas y profesionales que me trataron mal solo por estar embarazada a mi edad.

Muchas veces estos malos modos venían de gente que hipócritamente también habían sido madres jóvenes, y que parece que como ellas aguantaron carros y carretas pues les tocaba ahora jorobarte a ti para hacerte sentir tan mal como hace años se sintieron ellas, jamás olvidaré el día de la prueba de la glucosa, sufrí una bajada de tensión cosa muy habitual porque en la sala había dos embarazadas mayores que yo en la misma situación, sin embargo la enfermera centraba su malas contestaciones hacia mí, iba sola porque mi marido (por aquel entonces novio) estaba trabajando, me lanzaba comentarios que no me entraría en la cabeza a mi decirle a nadie, además es que no es lo que he vivido, nada de todo aquello que nos decían se refleja en nuestra experiencia

Tener un hijo no es tener un juguete, en mi caso fue el mayor impulso y motivación que pudiéramos tener, nos impulsó aún más para alcanzar nuestras metas personales y profesionales.

No fue fácil, pero mereció la pena, pasamos etapas buenas, malas, tranquilas y de no parar, como todos en la vida básicamente independientemente de su edad, y si volviera atrás, volvería hacer exactamente cada cosa en el mismo momento en el que las hice, no siento haberme perdido absolutamente nada, no nos hemos privado de nada, hemos crecido, madurado, aprendido, nos hemos caído y levantado de la mano de nuestro hijo.

No equivocarse no animo a nadie a quedarse embarazada siendo joven.

Animo a que su afán de superación no lo pierdan nunca, a pesar de aquello que les ocurra en la vida, que no eres más ni menos que nadie por el orden en que se den las circunstancias o situaciones, no eres ni más ni menos que nadie por la edad en la que experimentes la maternidad.

Ser buena madre no depende de la edad que tengas si no de cómo ejerzas la misma.

Belén Barroso , madre a los 23 años. 

Si quieres conocer más a Belén, puedes visitar su canal de Youtube. 

Yo desde que tengo memoria, siempre he tenido claro, que quería ser madre joven.

Y cuando conocí a mi actual marido, el cual por suerte tenía mi misma opinión, pronto dijimos… “vamos a ello”. ¡Y A LA PRIMERA!
Tenía 22 años cuando vi esas rallitas en el test. Me sentí rara.

Estaba emocionada por haber conseguido algo que quería y tan pronto, pero… emocionada porque? Era algo desconocido.

Belén y Juan a la salida del hospital junto a su hija Carla.
Belén y Juan a la salida del hospital junto a su hija Carla.

Con mi segunda hija fue todo distinto claro… ya sabía lo que era ser madre y lo sentí diferente.
Fui la primera de mis amigas y de la familia.

Mi pequeña Carla fue la primera sobrina, nieta y todos disfrutamos de ello.
La criamos solos mi marido y yo.

Mi madre años después me contó que se asustó y pensó que ella tendría que estar más encima de mí pero que se sorprendió gratamente al ver que no la necesitaba para nada.
Carla nació cuando tenía 23 años y 3 meses y mi marido, por aquel entonces novio, 25.
Papás responsables, orgullosos y emocionados.

Así 3 años después quisimos volver a intentarlo pero acabó mal, así que no fue hasta 4 años después que nació nuestra segunda hija NICOLLE.
Estoy en esa edad (29, casi 30) que tengo amigas con hijos y otras saliendo de fiesta o de viaje cada fin de semana. Yo disfruto de mis niñas, sabiendo que en 10 años (en los que aún seré joven) tendré todo el tiempo del mundo para hacer esas cosas y encima con ellas.

No concibo mejor plan.

Estefania, tengo 29 años.

Contarte ademas que tengo una discapacidad visual, de un ojo no veo (y tampoco soy consciente de que es ver por dos ojos) después de tantos años aún me miro al espejo y no lo asimilo pero es algo que vive conmigo y a simple vista no se nota porque llevo una prótesis ocular.  Mi aventura como madre comenzó a mis 24 años.

Conocí a mi marido con casi 19 años. Por motivos personales tuve que marcharme a Benidorm a vivir durante un año y unos dias antes de mi regreso a Barcelona, a traves de internet nos conocimos.
Él llegó en un momento de mi vida que todo mi mundo estaba derrumbado y solo estar con él me hacia estar bien, libre y lo mas importante ser feliz.

Alberto + Estefania + Mya + África
Alberto + Estefania + Mya + África

En el 2012 nos casamos y ya estaba embarazada de 4 meses. Mya, asi es como se llama nuestra primera princesa llegó un 16 de Febrero del 2013.
Antes de quedarme embarazada, hacía tiempo que tenía el instinto maternal activado, necesitaba rellenar mi corazon dando amor a mas no poder.

Todavía recuerdo cuando nació por cesárea programada que la comadrona me la puso al lado y ni reaccioné, toda yo estaba en shock, pero eso 16 de Febrero a las 10,36 de la mañana me convertí en mama.
Que decirte de la maternidad y papas primerizos? Ufff… Por un lado mil temores, mil miedos, lloros que no sabes interpretar  y como no, las habladurias de la gente.
Aún recuerdo cuando Mya tenía unos 7 meses e iba de camino a casa de mi madre y una señora me paró, me miró de arriba a abajo y me dijo:
– Pero tu cuantos años tienes? Le conteste
– Señora, cuantos me echa?
– Pues no mas de 17 años (a todo esto mirandome como un bicho raro)
– Señora, tengo 24 años.

La señora se quedó callada y yo seguí mi camino. La parte positiva que saqué fue:

!Que bien me conservo! Jajaja pero por otro lado pensé:

¿Que problema hay que una chica sea madre a una edad joven?

La maternidad con Mya me enseñó y me sigue enseñado muchas cosas y nos pone a prueba día tras día.
Pero por si fuera poco! Y dentro de nuestra locura fuimos a por nuestra bimaternidad!

El 27 de Diciembre del 2017, a mis 29 años, nació África, nuestra segunda princesa.

Ella a completado nuestra familia de cuatro y es maravilloso revivir todo lo que hice con Mya y aquello que no hice por miedo y me quede con esa espinita, hacerlo con África.

Siento que la maternidad saca lo mejor y lo peor de nosotros, es una prueba constante. Días sin dormir, días en que tirarías la toalla, días de amor y días de agotamiento total, pero cuando te paras un segundo y miro a mi alrededor, sé que sin este locura no sería lo inmensamente feliz que soy.

Gracias a mi marido, que no solo es mi marido, es mi confidente, mi amigo, mi protección, el que nunca a soltado mi mano aún en los momentos mas malos y que si, hemos llorado juntos y hemos estado apunto de tirar la toalla, pero te aseguro que cogidos de la mano, nada ni nadie ha podido con nosotros.

¿Te animas contarnos tu experiencia siendo madre joven?

 

4 Comments

Enviar un comentario
  1. Cuando he empezado a leer el post sinceramente pensaba que ibas a decir que habías sido madre en plena adolescencia. Lo de la juventud para la maternidad es algo muy relativo, hay quien con 19 años está perfectamente preparada y hay quien no lo está hasta los 30 y mucho (o quizá nunca). Yo tuve a mi hija a los 27, estoy por debajo de la media pero no considero que fuese joven y aún así, encuentro quien se asombra cuando le digo que tengo una niña de casi 3 años.
    En cuanto a lo de que el mundo se cree con derecho de opinar creo que no depende de la edad ni del lugar donde vives sino que parece ser algo ligado a la maternidad, siempre tendrás a quien opine y si no es de una cosa, será de otra.

    1. Hola, yo fui madre a los 19 años.
      El próximo sábado, tendremos testimonios diferentes.
      Hay realmente jóvenes.
      Lo de opinar y criticar… Tienes razón, va con la maternidad, pero cuando te quedas embarazada antes de lo previsto las críticas y comentarios son muchísimo más. Hay comentarios de todo tipo.
      A día de hoy, 12 años después, he recibo alguna crítica…
      Gracias por tu comentario.

  2. Yo he sido mamá joven respecto a la edad media actual, pero realmente es la edad a la que las mujeres toda la vida tenían hijos y en la que físicamente estamos mejor adaptadas. Tuve a mi primer hijo con 24 años, al segundo con 27 y al tercero con 29. Los tres buscados y deseados.
    No creo que sea ni mejor ni peor ser madre a una determinada edad, creo que debe de ser en el momento en el que los padres quieran. No te pierdes cosas por tener hijos “jóven”, ganas muchas más (aunque sea cansado y sacrificado, pero…¡¿qué no cuesta en la vida?!) Yo lo que creo es que en la vida hay que tener prioridades y para nosotros la prioridad era y es nuestro amor y la familia que surge de él. Me han encantado los testimonios y en muchas cosas me he sentido identificada. Gracias

  3. Yo también fui madre joven a los 24 años, todo el mundo se metía en mi vida dando opiniones que no les correspondían, gracias a dios ya mi hijo tiene 18 años. He luchado con mi esposo para salir adelante. Besos, saludos. Me encanto tu post 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *