Tips para mamás bloggers

Comparte este artículo:
Tips para se mama blogger

Hoy inauguramos una sección nueva en el blog, sera una sección para ayudar a las mamas blogger de la mano de dos expertas como son Rocío González y Beatriz Carro de  lapizmente

¿Que os parece esta nueva sección?

Tips para mamás bloggers

Ser mamá y blogger no es sencillo, te contamos algunos consejos que te harán más llevadera tu vida como mamá blogger.

¡¡Enhorabuena!! Has conseguido ser una mamá que ha sabido cómo encontrar su tiempo y dedicarlo a lo que probablemente pueda ser una de tus nuevas pasiones, de esas que nacen en un descubrimiento tardío pero que si la mantienes pasará a ser un imprescindible en tu vida. Así que, si eres una de estas mamás y acabas de comenzar con la aventura de crear y alimentar tu propio blog, quédate y lee unos breves consejos que seguro pueden ayudarte.

Algunas ideas que os proponemos son más básicas que otras, pero os invitamos a pensar bien cómo y porqué lo hacéis en vuestros blogs.

1. ¿Tienes tu propio plan de contenidos? ¿sabes acerca de lo que quieres escribir?

Organizar el tiempo que le dediques a esta tarea puede ayudarte a compaginar tu vida y tu nueva pasión. Abre un nuevo archivo donde vayas incluyendo temas sobre los que quieres hablar a modo de índice. Incluye notas o frases que se te ocurran en el momento. Lleva este “índice” siempre contigo. Puedes llevarlo en las notas de tu móvil o como notas de voz. Ya sabemos que no siempre tenemos todas las manos que deseamos para todas esas cosas que surgen a lo largo del día y las que tenemos niños más pequeños más aún ¿verdad?. Cualquier lugar es oportuno, cualquier momento es bienvenido para arropar una nueva idea de post… mientras vuelves del trabajo en el coche, mientras bañas a tus hijos o mientras haces un repaso del día con tu almohada antes de dormirte.

2. El contenido de tus entradas

Siempre es mejor si consigues “tocar la patata” de tus lectores, si consigues remover algún sentimiento, si los dejas pensando acerca de ese tema del que les hayas hablado. Basta con ofrecer tu punto de vista sobre algún tema, que en principio, pueda parecerte banal. Desnúdate y no tengas miedo a escribir sin tapujos acerca de lo que piensas, sin miedo a opinar sobre lo que ocurre ante tus ojos. Recuerda que este tipo de entradas tendrán mucha mayor repercusión que aquellas en las que no dejes claro lo que piensas o andes de puntillas sobre algún tema. Profundiza en tus ideas. Cuando te sientes a escribir deja que fluya tu naturalidad, desnuda tus pensamientos y deja que tus dedos tecleen tus ideas… ya tendrás tiempo de corregir al final. Usa un vocabulario sencillo, con palabras que utilices en tu día a día, esto hará que tu lenguaje sea más cercano y más fácil de leerte.

3. Escucha a tus seguidores

Una vez que comiences a escribir, es probable que tus lectores dejen comentarios en tus entradas. Puede que no siempre sea para regalarte los oídos, estate preparada. Convierte las críticas en críticas constructivas, dale la vuelta a la tortilla e intenta que te ayuden a mejorar en tu trabajo. Siempre es bueno escuchar las inquietudes de tus seguidores, sus dudas, sus anhelos… y quizá se te ocurran muchas ideas que compartir con ellos. Si tú les escuchas a ellos, ellos también te escucharán a ti.

4. Bloggers family

Probablemente no hayas llegado a crear tu propio blog por casualidad, algún blog te habrá inspirado, alguna blogger te habrá removido por dentro para bien o para mal y por eso quieres tener tu propio blog. Es importante que leas, que te acerques a otros bloggers que te gusten y también que te disgusten, hablen de tus temas de interés o no. Conoce bloggers en la red. Seguro que con el tiempo consigues publicar en sus blogs, o te pedirán publicar en el tuyo, o incluso participar en iniciativas con otros bloggers, o consigas asistir como

invitada a eventos para bloggers, o participes en concursos… Existe todo un mundo lleno de posibilidades, que será más amplio cuántos más bloggers te conozcan. Invierte algo de tu tiempo en seguir sus blogs, quid pro quo!!

5. Difusión

No sirve de nada escribir unas entradas muy interesantes si no tienes público al que llegar. Por eso es importante que seas activa en redes sociales, que sigas a todos esos bloggers que te interesan, a los que te crispan también. Intenta interactuar con todos ellos en todas las redes sociales donde estén activos. No te vuelvas loca y te pongas a contestar a todos, poco a poco, primero tantea y luego ve haciéndote tu propio hueco, comentando en sus redes sociales. Pronto el resto de bloggers querrá buscar tus comentarios en todas sus entradas y lo mismo te ocurrirá a ti, cuando consigas lectores asiduos a tus redes sociales y a tu blog.

6. ¿Es atractivo mi blog? ¿entra por los ojos? ¿llegaré dónde quiero llegar?

No siempre se es bueno escribiendo, diseñando, creando contenidos… es cierto que ser blogger es hacerte a la idea de que has comenzado una carrera de fondo; que te va a exigir cada día, pero para eso vas a entrenar cada día y si no sabes hacerlo, siempre existen los gimnasios ¿no? Pues con lo de ser blogger es lo mismo. Si lo que se te da bien es escribir, pero no acabas de cogerle el truco a las plantillas, los programas, las redes sociales… siempre puedes acudir a profesionales, como nosotras, que por muy poquito presupuesto te darán unos resultados estupendos con lo que ganarás muchísimo sin tener que estrujarte los sesos e invertir más tiempo del que desearías para unos resultados mediocres. Además podemos ayudarte en cuanto a diseño, posicionamiento, contenidos,… pregúntanos y estaremos encantadas de ayudarte.

7. Tiempo y constancia

Podría decirse que esta es la madre de todas, pero la mejor sin duda es la que os he dejado para el final. Este tip es de los más importantes. Sé constante, dedica el tiempo que tu blog se merece para conseguir buenos resultados. Ponte una meta a corto plazo, por ejemplo: escribir una entrada una vez a la semana durante dos meses y después analiza el resultado. Visualiza dónde te gustaría llegar en dos meses y después revisa los resultados conseguidos. Sé sincera y analiza si realmente has dedicado el tiempo que te propusiste, si le has puesto las ganas necesarias.

8. Disfruta y diviértete

Este tip, sí que sí. Este es el mejor sin lugar a dudas. Lo primero de todo es que disfrutes haciendo tu blog, que te apetezca dedicarle esos mimos que se merece, que quieras regar cada día este nuevo proyecto que has querido instaurar en tu vida y que además lo hagas con una sonrisa de oreja a oreja mientras lo haces. Si un día te sientas frente a tu ordenador con la sensación de tener que estar haciendo un trabajo odioso, para el que no te quedan ganas ni fuerzas, déjalo. Es mejor que vuelvas otro día con ilusión porque si no el tiempo que hayas dedicado no habrá merecido la pena.

Esperamos que alguno de estos tips, te ayuden en tu tarea para darle larga y próspera vida a tu blog. Pronto volveremos con otros nuevos consejos.

Hasta pronto.

Rocío González y Beatriz Carro www.lapizmente.com