Soy madre joven ¿Y qué? 3º parte. Nos hemos unido para contar nuestra experiencia como madres jóvenes, madres que nos han criticadas por nuestra edad.

Soy madre joven ¿Y qué? 3º parte.

Soy madre joven ¿Y qué? 3º parte.

Soy madre joven ¿Y qué? 3º parte.

Otras tres madres han querido unirse a este especial madres jóvenes, y nos cuentan su historia.

Anuncios

No te pierdas ninguna, no olvides dejarnos tu opinión. 

Anuncios

Melody de (Sevilla), madre a los 24 años.

Fui madre por primera vez con 24 años y por segunda con 25… en octubre cumplo 26?

Mi primer embarazo me entere a días de mi boda.

Siempre, desee ser madre, era algo que me daba miedo que no ocurriera y como tome tanto tiempo anticonceptivos empezamos a buscar 3 meses antes de la boda y al segundo me quedé.

Era una niña, Emma fue un embarazo muy bonito y lees cosas bonitas y que no lo son tanto… Mi parto fue natural, por ventosa con desgarro importante, pero para mí precioso y por eso repetí pronto jeje mi segundo embarazo empezó mal sangrado vómitos y final en cesárea de mi niño mi Fco Javier.

Yo no cambio por nada mis 2 soles son lo mejor del mundo sin lugar a duda con solo sonreírme me hacen feliz…

Pero te cambia la vida yo comienzo y acabo mi día por ellos y para ellos…

Mi hijo se puso malo a días de haber nacido y estuvo ingresado yo estaba con una depresión postparto y lejos de mi niña con una cesárea y fue muy duro, pero con tal de que se recuperara yo remonte como pude deje la lactancia porque él estaba deshidratado y todo empezó mal, pero la maternidad es así te da lo mejor del mundo y tiene sus ratos malos.

Yo soy el «anticristo» para algunas madres porque le pongo dibujos a mi hija, le doy de comer lo que yo y los findes alguna chuchería…

Pero soy real no puedo con casa trabajo 2 hijos y llevar una vida de libro, a veces no me da tiempo de cenar y le hago un sándwich o un vaso de leche con galletas…

¡Porque no doy para más… mi casa parece una juguetería… tengo ropa por todos sitios… paredes pintadas… y huelo a leche vomitada todo el día!!!

Pero eso es tener niños, que no te lo quieran vender como en los anuncios, que vas a estar guapísima, tus hijos impecables y la casa que parece que no vives allí… porque no (a no ser que tengas una criada 24 horas pendiente de que no se mueva ni un mueble).

Esta es mi visión y OJO NO CAMBIO NI UN ÁPICE YA TENDRÉ TIEMPO DE TENERLO TODO ORDENADO Y SILENCIO EN CASA Y AÑORARE ESTOS AÑOS.

Aida, madre a los 18 años.

Yo me quedé embarazada con 18 años y tuve a mi primera hija antes de cumplir los 19 años.

Siempre quise ser mamá y mamá de 3, no me planteé si joven o más mayor la verdad que en mi caso surgió así.

Fue un embarazo buscado, pese a las críticas que ya han comentado mis compañeras.

Como que por ser madre joven te arruinas la vida … la de veces que he tenido que oír esa frase …

Erika nació por cesárea, por una mala praxis del hospital, que encubrieron diciendo que yo era joven y la niña pesaba mucho.

Después de que mi hija mayor naciera, he tenido que oír de todo, entre alguna frase linda, he tenido que escuchar que, para mí, mi hija era como jugar a las muñecas …  viniendo de gente cercana y mujeres…

Yo he tenido que demostrar más que el resto o por lo menos yo lo he sentido así.

Que soy buena madre y preocupada por mis hijos, así que por ser madre joven no eres mala madre, ni una madre desentendida…

Todavía ahora, después de 14 años y dos hijos más se me cuestiona por ser joven.

Yo sin duda fue la mejor elección.

Que hice ser madre joven también tiene sus ventajas, yo disfruto de mis hijos todavía con vitalidad para tirar para adelante, y luchar contra todas las etapas que ellos pasan.

Ahora es cuando me dicen que mi hija parece mi hermana… 14 años y más alta que yo, lo entiendo, pero no señores es mi hija y nos tratamos como tal.

Otra ventaja que quiero destacar es la complicidad con ellos.

Lo mismo no tiene que ver, pero les entiendo bastante en cada una de sus decepciones y sus alegrías por lograr sus objetivos.

 

 

Pienso que cada uno elige el camino de su vida, es injusto que por ello se tenga que oír críticas o «consejos» no pedidos, pero al final el tiempo y las experiencias te enseñan a pasar y no hacer caso a palabras necias.

Después de 3 años repetimos la experiencia y fuimos padres de nuevo.

Ian nació cuando yo tenía 21 años a punto de cumplir 22, y por último nació Zoe después de 8 años y medio desde que nació Ian.

Recién cumplí los 30 años, con Zoe ya me llamaban loca por querer cumplir mi sueño de ser familia numerosa.

Pero oye aquí estamos, luchando cada día por nuestros hijos y NO ME ARREPIENTO DE NADA.

Anónimo, madre con 13 años.

Tenía 12 años por aquel entonces, cuando en el parque del barrio al que iba todas las tardes con las amigas, empezaron a venir varios chicos, ellos tenían 17 años y siempre nos hablaban.

Fueron pasando las tardes, uno de ellos me llamaba mucho la atención, al igual que yo a el, estaba deseando que llegará la tarde para verle, a mis amigas nos les hacia mucha gracia que se pusieran con nosotras pero yo estaba loquita por uno de ellos es así como poco a poco fui separándome de mis amigas y acercándome más a ellos.

Me sentía la chica más feliz, un guapearas mayor que yo y con moto quería salir conmigo.

Apenas lo conocía, nunca antes lo había visto, no sabía ni de su familia ni nada, pero en ese momento nada me importaba, sólo sabía que estaba enamorada perdida.

LLegó el momento que el pedía algo más, ya no le servían las tardes en el parque, ni los besos.

Siempre pensamos, no yo no me voy a quedar embarazada…

Hasta que te quedas y así fue como de repente cambio mi vida.

El  no quiso saber nada y me toco afrontar sola todo lo que a me venía encima.

No fue nada fácil y lo pase realmente mal, gente que se te queda mirando, vecinos que no dejan de preguntar, gente que escuchas hablar por lo bajo, otros que inventan…Y así un largo etcétera.

Durante el embarazo cumplí los 13 años.

En el embarazo,tuve que hacer reposo,incluso cogí anemia, y el parto fueron muchas horas pero tampoco puedo quejarme.

Lo mas difícil vino después, he de reconocer que me costó mucho adaptarme a mi nueva vida.

En ningún momento abandone los estudios, he pasado noches sin dormir estudiando y cuidando de un bebé, tengo la ESO, Bachiller e incluso he ido a la Universidad.

Desde los 17 años,empece a trabajar y nunca he parado hasta hace unos  meses , pero por suerte está semana he empezado de nuevo.

He tenido unos padres que se merecen un monumento, me han apoyado, animado, ayudado…pero siempre haciendo que yo me hiciera responsable y consecuente de mis actos.

He perdido mi juventud en muchos aspectos pero he ganado otras cosas.

Esta es mi historia,contada por encima y sin demasiados detalles, era demasiado joven lo se y si estas leyendo esto solo te pido respeto hacia mi ya que no me gusta contar mi historia, por comentarios negativos, gente criticona y malas caras que luego me duelen a mi.

Ser MADRE es lo mejor que ne ha pasado en la vida pero si me estas leyendo y eres joven te digo que no te dejes llevar por nadie mayor que tu, que cuentes las cosas a tus padres y no tengas prisa en ser mayor, hay tiempo para todo así que disfruta.

EmprendeMoms, Mi mundo con ellos tres.

No te olvides de  seguirme en las RRSS:  FacebookInstagram Y Twitter.

Si te gusta la entrada, no olvides compartirla, nos ayudarás a crecer.

Y para no perderte ninguna entrada, ¡suscríbete!

No te olvides de seguirme en las RRSS: Facebook, Instagram Y Twitter.
Si te gusta la entrada, no olvides compartirla, nos ayudarás a crecer.

Y para no perderte ninguna entrada, ¡suscríbete!
Anuncios

2 Comments

Submit a comment
  1. Me parecen unas historias muy emotivas, ser madre joven tiene sus pros y sus contras. Toda la juventud la pierdes, no tienes la misma libertad pero si eres madre ya mayor, no tienes la misma fuerza para criarlos. Es mejor siendo joven, así pienso yo.

    1. No tienes porqué perder la juventud solo cambias cómo vivirla… He cambiado findes de juerga por findes de parques, Dios y cafeterías y para mí es lo mejor del mundo los veo ser felices y por eso soy capaz de mover el mundo

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.