Trucos para seguir una dieta sin lactosa

1. Leer bien la etiqueta del alimento o producto que vas a comprar. Si es un alimento natural, no etiquetado, comprueba que está exento de lactosa de manera natural (no es un lácteo).
2. Cuando salgas a comer o cenar fuera de casa siempre se ha de preguntar cómo están hechos los diferentes platos para evitar sorpresas.
3. Evitar el uso de sucedáneos de los lácteos siempre que sea posible, eligiendo variedades bajas en lactosa o leche sin lactosa.
4. Los intolerantes más extremos deben vigilar que no les falte calcio en su dieta incluyendo leche sin lactosa en su alimentación ya que aporta todos los nutrientes que hacen de la leche un alimento tan completo, como lo es el calcio, pero libre de lactosa..
5. La mayor parte de los platos y productos cocinados en casa que originalmente llevan leche podrán prepararse sin problemas utilizando leche sin lactosa.

Bechameles

En su elaboración se puede sustituir la leche por Pascual sin Lactosa en una proporción similar a la leche normal vigilando la consistencia de la salsa dependiendo si es para una cobertura de gratinado o unas croquetas.

Croquetas de boletus 

Ingredientes:

Anuncios
300 gr. de boletus
Ajo

Pascual sin Lactosa
Harina

Nuez moscada
Pimienta

Sal Huevos
Pan rallado 

Elaboración: 
Realizar un sofrito con ajo al gusto bien picado, seguidamente añadir los boletus picados en finas láminas. Poner a fuego lento para que las setas suelten su jugo mientras preparamos una bechamel con la harina, Pascual sin Lactosa, nuez moscada, sal y una pizca de pimienta.Mezclar el preparado de boletus con la bechamel, dejar enfriar la masa resultante en la nevera durante una hora aproximadamente para que la textura de la masa quede consistente para darle forma.Preparar las croquetas del tamaño que se desee, rebozar en huevo y pan rallado.Freír en abundante aceite de oliva.

Cremas

Para darle una textura más suave y consistencia añade a tus cremas y purés Pascual sin lactosa en lugar de nata líquida o leche.

Crema de espárragos bicolor con huevos de codorniz 

Ingredientes: 

Anuncios

550 g de espárragos blancos envasados
8 espárragos verdes
4 huevos de codorniz
200 ml de Pascual sin Lactosa
1 yema de huevo cocida Unas gotas de vinagre
Pimienta
Sal

Elaboración:
Con ayuda de la batidora preparar un puré con los espárragos blancos, añade un poco del líquido de los espárragos en el caso de que lo consideres necesario. Cocemos los huevos en agua con unas gotas de vinagre, los de codorniz con 5-6 minutos tendrán suficiente, el de gallina necesitará 10 minutos. Refrescarlos, pelarlos y cortarlos por la mitad. En otra cazuela pondremos a hervir los espárragos verdes con un poco de sal, hasta que estén tiernos. Calentar el puré de espárragos blancos con Pascual sin Lactosa, salpimentar al gusto vigila la cocción porque no podemos dejarlo llevar a ebullición. Una vez que el puré esté caliente servirlo y decorar con dos espárragos verdes y un huevo de codorniz cocido partido por la mitad. Para darle un toque de color ralla la yema de huevo de gallina sobre los platos y sirve rápidamente antes de que se enfríe.

Postres dulces

En este caso, usar Pascual sin Lactosa es perfecto pueden elaborarse recetas como los flanes, natillas, arroz con leche, crema catalana, helados, crepes, mousse de chocolate, etc. Hay que tener en cuenta que otros ingredientes y aromatizantes tradicionales contribuyen aquí a que el sabor sea el más parecido a su elaboración con leche habitual (peladura de naranja o limón, canela, miel, azúcar, etc.

Helado de chocolate negro

Ingredientes:
3/4 de litro de Pascual sin Lactosa
5 yemas de huevo,
200 g. de chocolate negro 150 g. de azúcar. 

Elaboración:


Disolver las yemas de huevo en un vaso de Pascual Sin Lactosa. Derretir el chocolate en un vaso de Pascual Sin Lactosa al baño María. Poner a hervir en la cantidad restante de Pascual sin Lactosa el azúcar y añadir el chocolate negro derretido. Verter esta preparación sobre las yemas, sin dejar de remover. Poner a fuego lento hasta que espese, sin que llegue a hervir. Dejar enfriar y reposar en una heladera durante 20 minutos aproximadamente o hasta que adquiera la consistencia adecuada. Consejo práctico: Si no se tiene heladera se puede utilizar un recipiente de plástico con tapa, una vez introducida la mezcla en el recipiente se deberá introducir en el congelador para que tome la consistencia necesaria. Después de los treinta minutos indicados, extraer el recipiente del congelador y batir la mezcla con una batidora de varillas para romper los cristales de hielo que hayan empezado a formarse. Introducir de nuevo en el congelador durante treinta minutos más y repetir esta operación dos veces más.

Anuncios

Mami Enamorada

Ser madre es un estilo de vida.

Ver todas las entradas de Mami Enamorada →

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.