cocinando para mis cachorritos.

Esta semana tenemos a Verónica, más conocida por cocinando para mis cachorritos, no te puedes perder todo lo que nos cuenta de ella.

Os recuerdo la entrevista de la semana pasada, que fue la mía Seguro que os gusta.

Anuncios

Cuéntanos algo sobre ti para que te conozcamos un poco más.

Me llamo Verónica, tengo 44 años y 2 cachorritos a los que yo me empeño en llamar cachorritos pero que ya están en plena adolescencia, al menos el mayor: con 14 años hace mucho que ya es más alto que yo.

Pero ya sabéis como somos las madres: los cachorros no dejan de serlo nunca.

Me gusta cocinar, experimentar, innovar y compartirlo. Y también pasar los fines de semana un rato cultivando nuestro huertito: tenemos un huerto de 50 m2 que no nos da para alimentarnos exclusivamente de él, pero sí para aprender mucho y para obligarnos a pasar ratos al aire libre. Porque otra cosa que soy es casera y un poco perezosa para salir a la calle cuando no es obligatorio. En verano y cuando hace sol no, parece que estar por casa es desaprovechar el buen tiempo, pero en invierno… Me pierde una película con mantita y café, o un juego de mesa en familia.

O hacer pan y masas levadas que es una de las cosas que más me gustan en la cocina.

Últimamente he descubierto que también me he hecho adicta a los tatuajes, aunque intento ser comedida porque en año y medio ¡ya me he hecho 5!

¿A qué te dedicas profesionalmente?

A algo que no tiene absolutamente nada que ver con el blog: soy funcionaria y trabajo como administrativo en la administración de la Comunidad de Madrid.

Ahora que los cachorritos ya son más mayores y puedo tener algo más de tiempo libre, estoy empezando a preparar la promoción interna.

¿Por qué decidiste abrir el blog y elegir ese nombre?

Yo tenía un blog personal en el que iba colgado fotos y vivencias de los peques cuando eran muy peques: ya sabes, lo típico para la familia.

Se llamaba: Mis cachorritos, el blog de Sergi y Aitana. Empecé a engancharme.

La cocina siempre me ha gustado y yo hacía mis dulces, mis guisos…

Fue mi marido quien me sugirió abrir un blog de recetas que se llamara «Cocinando para mis cachorritos» que son mis hijos, como habréis adivinado ya a estas alturas.

¿Te gustaría dedicarte profesionalmente al blog?

Sí y no.

A ver, a mí el blog me gusta mucho y me da muchas satisfacciones pero porque es un hobbie del que saco algún dinerito (aunque sólo para que no me suponga un gasto, no os creáis que da para mucho más).

Sería un sueño vivir de él, pero por otro lado, para que eso ocurriera dejaría de ser un hobbie y pasaría a ser una obligación; creo que en ese caso perdería la magia.

No sé si podría cerrar en verano como hago ahora que cuando me voy de vacaciones me desentiendo totalmente de él para centrarme en mi familia, en las vacaciones y en disfrutar. 

¿Qué contenido podemos encontrar en tu web?

Recetas, básicamente.

Pero recetas asequibles a gente que no es experta en la cocina, yo no hago virguerías.

Vale que experimento con algunos ingredientes que no son de lo más habituales, pero tampoco soy una pionera en nada.

Me centro en hacer comida para todos los días que esté rica y que nos saquen un poco de la rutina.

Pero es comida de verdad, de esa que ahora se ha puesto de moda como «comida real», pues de esa.

Tengo una sección especial para recopilar las recetas que hago con la thermomix y otra para mi nueva mejor amiga en la cocina: la olla lenta.

Así como un apartado para alergias e intolerancias porque, por una primita alérgica al huevo. Estamos muy sensibilizados con este tema y cocinamos algunas veces excluyendo determinados ingredientes.

¿Qué entrada tiene más visitas?

Increíblemente, una de las recetas más visitadas es el salmorejo sin pan.

Y también tiene mucho éxito la guía que escribí hace unos años para usar la panificadora.

¿Cómo es un día en tu vida?

Me levanto a las 6 de la mañana, echo mi jornada de 7 horas y media.

Voy a trabajar en transporte público, así que aprovecho para leer (me gusta muuuuucho leer, es otro de mis vicios) o para ponerme al día con las redes sociales (últimamente sobre todo Instagram).

Llego a casa sobre las 16, preparo la merienda y me voy al cole a recoger a los cachorritos.

Por la tarde, pues te imaginas: llevarles y traerles de extraescolares, estudiar un rato, ir a pilates, preparar la cena, el táper de mañana…

En fin, hay días que cuando me doy cuenta son ya las 11 de la noche.

El papá de los cachorritos, por su trabajo, suele llegar tarde a casa: generalmente justo para cenar o un poco antes si hay suerte.

Así que le dejo a él recoger la cocina después de cenar para ducharme tranquila.

Los fines de semana ya son otra cosa porque sí repartimos responsabilidades al 50%; bueno, los fines de semana me quedo yo digamos con un 35% y le dejo a él el resto 🙂 

¿Qué te gustaría hacer que hacías antes pero que con los niños no puedes?

Viajar. 

Mis hijos ya son mayores y pueden venir a todos los sitios con nosotros; el problema ahora es el dinero: viajar 4 personas es muy caro.

Y, además, ellos empiezan ya a tener su vida social, así que…

Recomiéndanos 3 perfiles que sigas y explícanos un poco porqué te gustan:

@sintrazasdeleche Me gusta su simpatía, su frescura y la alegría con que lleva la alergia de sus dos hijos mayores y lo fácil que hace que parezca adaptar recetas para que ellos puedan comerlas.

Le copio muchas cositas para mi sobrinilla alérgica al huevo.

@toniomoyabaker Me gusta mucho su estilo: yo no hago repostería complicada, las decoraciones se me dan fatal y me veo un pelín cutre en este campo, pero él hace magia sin ser recargado.

Odio las tartas llenas de flores y adornos que luego no hay quien se coma porque, seamos sinceros, el fondant está asqueroso.

Tonio hace magia con los dulces, pero son dulces que tienen muy muy buena pinta.

@estoyhechouncocinillas Damián cocina como a mí me gusta comer: cosas sencillas, de siempre, con toques modernos. Platos innovadores, pero sin resultar excesivos.

Y es muy amable y cercano a pesar del puñado de seguidores que tiene.

Siempre da buenas ideas y es un genio a la hora de sacar una foto chula a una simple sopa.

Anuncios